Hispalvet Veterinarios

Comprometidos con nuestro trabajo.

LLámanos: 954 044 835 / 663 937 145
Urgencias 24H: 657 423 806

C/ José Luis Navarro 14
41940 Tomares (Sevilla)

lun-vie 10:00-14:00 | 17:00-20:30 // sáb 10:00-13:00

Plantas potencialmente tóxicas para nuestras mascotas

Todos los propietarios de perros, gatos y otras mascotas conocemos su inquietud por morder cualquier planta o flor que haya en nuestras casas, bien en el interior o en el jardín o patio. Debemos tener en cuenta que muchas de estas plantas pueden presentar diversos tipos de toxicidad, ya sea por ingestión o por contacto. En la mayoría de ocasiones la gravedad de la intoxicación dependerá de la cantidad de planta ingerida. En cualquier caso ante la sospecha de intoxicación o ingestión de plantas tóxicas, es recomendable acudir al veterinario lo antes posible.

A continuación, os detallamos algunas de esas plantas más frecuentes en nuestros hogares y cuyo acceso a los gatos deberí­amos minimizar:

  • Colchicum autumnale (cólquico, mataperros, narciso de otoño, quitameriendas, azafrán bastardo o azafrán silvestre). Se trata de una planta perteneciente a la familia de las colchicáceas que puede confundirse con las verdaderas plantas de azafrán (iridiáceas). La toxicidad de esta planta se asocia a la presencia de colchicina. La ingestión provoca signos gastrointestinales graves como vómitos y diarreas, así­ como sangrado gastrointestinal y daño hepático y renal.

Colchicum autumnale

  • Azaleas (Rhododendron). Causan signos gastrointestinales como vómitos y diarreas.

Azalea

  • Cyclamen. Contienen saponinas, especialmente en las raíces. Al ingerirlas o masticarlas pueden desencadenar signos gastrointestinales (vómitos, diarreas). Si la ingesta es grande puede desembocar en la aparición de problemas cardiacos como arritmias, convulsiones y muerte.

Cyclamen

  • Kalanchoe bossfeldiana. Aunque pertenece a un grupo de plantas que pueden contener toxinas cardiacas (bufadienolidas), la ingestión en perros y gatos se asocia a problemas gastrointestinales. La ingestión masiva puede causar alteraciones cardiacas, debilidad e incluso la muerte.

Kalanchoe bossfeldiana

  • Lilas. Algunas especies y variedades de lilas (liliáceas) pueden ser altamente tóxicas para perros, gatos y otras mascotas. Mientras que algunas causan signos menos graves como irritación de boca, lengua o faringe, otras son muy tóxicas y pueden causar insuficiencia renal simplemente con la ingestión de algún pétalo.

Lilas

  • Dieffenbachia. Se trata de una planta popular en el interior de muchos hogares. Su ingestión puede causar irritación importante de boca y faringe, provocando dificultad para ingerir alimentos, así como cuadros de náuseas y vómitos.

Dieffenbachia

  • Tulipanes y jacintos. Estas plantas contienen diversos tipos de alcaloides, especialmente en los bulbos, que causan irritación en la boca y el esófago. Los signos clínicos principales incluyen vómitos, diarreas y problemas cardiacos (en grandes ingestiones).

Tulipán

Jacinto

  • Narcisos. Contienen glucósidos cardiacos que pueden causar arritmias graves, así­ como signos gastrointestinales y convulsiones.

Narciso

  • Flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima). Como el resto de plantas pertenecientes al género Euphorbia, la secreción blanquecina de sus tallos (látex) contiene tóxicos que pueden causar signos gastrointestinales al ser ingeridos. En caso de contacto directo con piel y mucosas puede causar irritación (dermatitis, conjuntivitis).

Flor de Pascua

  • Adelfa. Aunque la ingestión de adelfa es infrecuente debido al mal sabor de sus hojas, estas contienen toxinas digitálicas que pueden causar alteraciones cardiacas, especialmente arritmias.

Adelfa

Deja un comentario